sábado, 13 de agosto de 2011

ALIMENTACIÓN


Afortunadamente para los aficionado a los pájaros, las Ninfas/Carolinas resultan fáciles de contentar por lo que a la comida respecta, pues su dieta básica se compone de semillas corrientes y , con tal que se mantengas sanas, no hay motivo alguno para que surjan problemas de verdad en lo que se refiere a mantener una buena combinación alimenticia. En el caso de un ejemplar aislado, la variedad comercial de mezclas de semillas, consistente en pepitas de girasol, mijo rojo, amarillo y blanco, cacahuetes, cañamones, avena y trigo resulta perfecta para cubrir sus necesidades. Estas mezclas ofrecen a la mayoría de los pájaros los elementos nutrientes básicos. Ahora bien, teniendo en cuenta que los alimentos comerciales pueden perder parte de su valor nutritivo una vez abiertos los envases, obraremos correctamente adquiriendo la cantidad que consideremos adecuada para un periodo de dos semanas y guardando la semilla en un lugar seco dentro de un recipiente de plástico o de vidrio. A tal fin, nuestro establecimiento especializado de animales de compañía podrá facilitarnos el tipo exacto de recipiente que responda a nuestras necesidades.
Este alimento comercial, complementado con algo de verduras u hortalizas, será todo lo que realmente necesitará nuestro pájaro.


En el caso de alojar varios pájaros juntos, cabe que resulte aconsejable ofrecer las diferentes variedades de comida en recipientes separados, de poca profundidad y bastante peso. Con esto nos aseguraremos de que los pájaros ingieran diversas clases de semillas en la cantidad necesaria y que sea menor la cantidad que se desperdicie a través de su tendencia natural a esparcir la comida. Procede destacar, asimismo, que distintos pájaros prefieren diferentes semillas y que sus preferencias individuales pueden experimentar fluctuaciones según las estaciones así como durante las épocas de cría y de muda.
Otro punto a tener en cuenta es que los pájaros acostumbran a esparcir las variedades de semillas que no les gustan si las mismas vienen incluidas en la mezcla comercial.
Por ello, si se dispone de amplio espacio en los estantes de alimentación, las semillas de menor dimensión, tales como el mijo, la nigeriana, el alpiste y la linaza pueden ofrecerse separadas. También conviene recordar que siempre ha de haber disponibles pepitas de girasol. En cuanto a las semillas de linaza debe tenerse en cuenta que han de ofrecerse en cantidad limitada y con especial cuidado debido a su elevado contenido de aceite. Si esta circunstancia no se tiene en cuenta corremos el riesgo de que los pájaros adquieran un peso excesivo.


De todos modos, una cierta cantidad de grasas resulta saludable y necesaria, por lo que debemos proporcionar a nuestros pájaros pequeñas cantidades de cañamones poco antes de iniciarse la época de cría o durante las épocas más frías del año. La avena con cáscara o descascarillada así como otros cereales, tales como trigo, deben estar disponibles en todo momento aun cuando ocurra que en un principio los pájaros rehúsen ingerirlos.
También constituyen fuentes aceptables de alimentación para nuestros pájaros el mijo en rama y las varillas impregnadas de miel, lo cual lo podemos encontrar, por regla general, en los establecimientos especializados en animales de compañía.








Pájaros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada