domingo, 14 de agosto de 2011

VARIEDADES DE NINFAS CAROLINAS

Aun cuando la cría encaminada a la obtención de determinados colores es una ciencia genética del mayor interés para el criador profesional de Ninfas/Carolinas, consideramos que debemos hacer mención de ella aqui dado que los polluelos que incubarán nuestros pájaros dependen de la variedad con la cual comenzamos.
Predecir cuáles van a ser los colores que se hallarán presentes en una nidada cualquiera, requiere un conocimiento de la leyes de la genética y contar con unas anotaciones muy cuidadosas respecto a la cría en la que quede de manifiesto el árbol genealógico de cada uno de los pájaros que componen la pareja en cuestión. Si deseamos llevar a cabo estas crías controladas, es mejor consultar a un criador experto.


GRIS. La Ninfa/Carolina más corriente en cuanto a color, es la que presenta los que tienen estos pájaros en su hábitat natural, el cual es gris, con un penacho amarillo y unas manchas de color anaranjado fuerte en las mejillas. Los criadores se valen de estos pájaros para mejorar el tamaño y la estructura de los ejemplares pertenecientes a las diferentes ramas de color.


ALBINA. La Ninfa/Carolina albina con ojos rojos fue la primera mutación conocida y apareció alrededor de 1959. Su color no es blanco puro y mantiene todavía en sus mejillas, en forma reconocible, las manchas anaranjadas, un penacho amarillo y unas plumas ligeramente amarillentas en la cola. Algunos de estos pájaros presentan espacios carentes de plumas en su cabeza detrás del penacho. Los criadores evitan utilizar este tipo de pájaros ante el temor que de la carencia de plumas sea heredada por su descendencia independientemente de cuál sea su color. Existen también Ninfas/Carolinas blancas con ojos negros pero, en este caso, no se trata de albinos auténticos pues su historial genético es completamente diferente.


LUTINO. Las Ninfas/Carolinas Lutino son, en realidad, albinos amarillos con ojos rojos. De hecho, son albinos con una mayor tonalidad amarilla en la totalidad de su plumaje.


CANELA O ISABELAS. Las Ninfas/Carolinas Canela o Isabela son de tonalidad plateada y se consideran muy atractivas. La cabeza, la frente, las mejillas y la barbilla son de color castaño con el extremo amarillo. Las manchas de las mejillas son las habituales de color anaranjado. Los puntos que en la especies silvestres son de color gris, en esta variedad son más bien de color castaño. Las alas con de color canela con unas leves manchas amarillas. Estas variaciones hacen que el pájaro visto a distancia, aparezca de color canela en toda su superficie corporal.
Las variaciones de tonalidad más clara presentan un color más cremoso que canela.


PERLADA. Las Ninfas/Carolinas Perladas tienen un plumaje de tonalidad ligeramente más clara que los ejemplares silvestres presentan unas manchas blancas y amarillas en la parte anterior de sus alas. Sus penachos son grises con tonalidad amarillenta presenta únicamente en la base de las plumas del penacho.
Existen ejemplares con ojos negros y rojos, si bien el negro es el más corriente.

Las Ninfas/Carolinas rebordeadas son parecidas a las perladas pero las plumas del lomo y de las alas presentan un reborde oscuro o claro. Sin embargo, estos colores muestran tendencia a menguar con el paso de los años.


ARLEQUÍN. Las Ninfas/Carolinas Arlequinadas se presentan en diversos colores que cubren alrededor del 50 % de sus cuerpos. La mayoría de los ejemplares más llamativos tienen penachos amarillos pero algunos sólo cuentan con manchas de dicho color. Los ejemplares arlequinados de color blanco cuentan con unas pocas plumas grises.

Gracias a la continuación de la cría genética controlada, cabe que aparezcan otras variedades en el curso de los años venideros. La genética no es una ciencia exacta y los expertos consideran que todavía quedan por desvelar algunas sorpresas en las Ninfas/Carolinas criadas de modos diferentes.
Algunos ejemplos son los siguientes:

CARA AMARILLA.


CARA BLANCA.


PLATA.


OLIVA.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hay un grave error en la mutación "albina", ya que es un ave totalmente blanca y sin manchas en las mejillas, y en realidad no es un ejemplar albino sino una mezcla entre Lutino y Careblanca porque el "albinismo" en las ninfas carolinas no existe.

    Ese ejemplar que tienes tu como ejemplo de un Lutino-Careblanco "albino" en realidad es un Lutino.

    Te aconsejo que busques sobre esta mutación en varios foros por la internet, hay información y fotos de estos ejemplares

    ResponderEliminar
  3. Hola una pregunta tengo dos ninfas que son hermano seria malo echarlas para que crien?

    ResponderEliminar